javascriptNotEnabled

Inicio \ Comunidad \ Blogs \

CAMINO A LA PERDICIÓN

/Abr./2011

La vida es juego

Por: MELMAVERICK2 @ 17:26 (EDT) / 1035 / Comentario ( 9 )
   Leyendo libros, blogs, artículos y demás literatura de póquer, siempre acabas encontrando la “aguda” reflexión del autor sobre como de parecido es el póquer a la vida. En algún momento de “lucidez metafísica” creo que todos los que nos adentramos un poquito en el póquer hemos sentido esa revelación sin necesidad de que nadie nos la tenga que explicar.

   Lo mismo sucede si en lugar de póquer lo que leemos son libros y artículos de ajedrez. También los jugadores de ajedrez tienen la sensación y/o la convicción de que el juego que ellos tanto aman tiene en su base muchos aspectos que lo asemejan a homólogos aspectos de la vida.

   Unos y otros parecen sorprenderse con tal descubrimiento, pero si lo meditamos un poquito nos daremos cuenta de que en verdad es así, en uno y otro caso, pero no nos debería resultar tan sorprendente.

   Las cualidades necesarias para ser un buen jugador de póquer y/o un buen jugador de ajedrez son muy convenientes también para moverse adecuadamente a diario por el mundo; o dicho de otro modo: en la vida. La concentración, la paciencia, etc.. no sólo nos ayudarán en el juego, también en todo aquello que realicemos. A veces es esto lo que nos hace asemejar estos juegos a nuestra correría mundana. También otros aspectos, como que “a veces se pierde y no siempre se gana” por bien que intentemos hacer las cosas; entre otros. Pero cuando atendemos a estas reflexiones estamos cometiendo un error de base; estamos separando el juego del resto de aspectos de la vida, olvidando que el juego es parte de la misma, siendo un recurso natural para el aprendizaje y el desarrollo en nuestra primera etapa de vida y un método de ocio y entretenimiento (más importante de lo que parece) en etapas posteriores. Por otra parte es muy lógico que aquellos juegos que ideamos tengan como base el mundo tal y como nosotros lo conocemos, y sean en esencia retales de nuestra propia existencia. Pero no sólo el póquer o el ajedrez. ¿Acaso no se parecen en algo a la vida el Monopoly, el Risk, y cientos y cientos de juegos ideados por el hombre?. Por supuesto se puede debatir cuál de ellos aglutina una semejanza mayor, lo que sería como intentar averiguar cuál es el más completo, pero hasta el más simple está basado en algo que lo relaciona con el mundo tal y como lo entendemos.

   Ahora llega el momento de darle sentido al título que le he puesto a este ejercicio de juntar palabras que es mi entrada de hoy: La vida es juego.

   Si la aseveración del título resulta demasiado atrevida se puede sustituir por “la vida es como un juego”, pero yo voy a utilizarlo tal y como lo he elegido para el título.

   La vida es juego, muy serio, pero un juego. Además me atrevo a decir que es un juego de apuestas. Muchas personas desprecian los juegos de apuestas al considerar que es poco moral ganar dinero de esa forma, y más inmoral incluso perder lo que se ha ganado trabajando “honradamente”, sin darse cuenta que ellos mismos están sometidos a vivir, a ganar o perder en un tablero global dentro de un tiempo limitado y rodeados de otros que intentarán ganar, o incluso hacerle perder aunque ellos no ganen nada, sólo por pura satisfacción. Sin darse cuenta que están metidos en este juego de la vida desde el mismo momento de su nacimiento, e involucrados cada día más conforme van haciéndose mayores. Sin darse cuenta que ellos son unos apostadores natos, porque todos lo somos en realidad. Muchas veces apostando cosas mucho más serias que el dinero.  

   En muchas decisiones de nuestra vida nos la jugamos (del verbo jugar) y apostamos. Apostamos nuestro futuro a decisiones como la de elegir tal o cual carrera universitaria, o a tal o cual empresa llevar nuestro currículo. Apostamos nuestra felicidad a que nos irá de maravilla vivir con tal o cual persona, o sin ninguna de ellas, sin saber a ciencia cierta que diantres pueda llegar a pasar. Apostamos algo tan serio como la propia vida cada vez que nos subimos a un vehículo, sólo porque la posibilidad de perder es casi remota, pero no imposible, y nos la jugamos (del verbo jugar). Saltamos en paracaídas, escalamos montañas, descendemos a gran velocidad por pistas de esquí, entre otras muchas temeridades, jugándonos (del verbo jugar) el físico a cambio de un “subidón” de adrenalina, o de un poco de satisfacción personal. Apostamos a situaciones, a personas, a empresas, a políticas, a decenas de cosas; jugándonos el bienestar, la felicidad, un futuro digno, la salud y hasta la propia vida muchas veces sólo a cambio de dinero. ¿Entonces por qué a algunos les parece mal jugarse un poco de dinero a cambio de entretenimiento, ocio, satisfacción personal y en ocasiones hasta felicidad?.

   A veces (como en el póquer) estamos committed, comprometidos con el bote, sin más remedio que apostar lo que preferiríamos no apostar. Pero a fin de cuentas, queriendolo o no…, dándonos cuenta o no… apostando constantemente, en este juego tan serio que es la vida.
 
Nota aclaratoria que no hace falta leer, a no ser que estés muy aburrido, o te haya llamado la atención el porqué entrecomillé “honradamente” (tal que así) cuando me refería a supuestos trabajos honrados: Algunas personas creen estar ganando honradamente su dinero cuando no es así. Por supuesto al creerlo están disculpados de cualquiera que fuera la culpa, pero en la práctica forman parte de empresas o instituciones que lejos están de ser honradas. Muchas operan dentro del marco de la legalidad vigente, pero legal no es sinónimo de honrado, sólo a veces coincide. Un ejemplo de esto sería el eficiente empleado de banca que desarrolla su trabajo pensando que hace lo correcto, sin saber que en realidad forma parte de una empresa insolvente (todos los bancos lo son) que vive de la hoy despenalizada usura y del control de la creación de dinero con el que estafan a todo ser cotizante. Y es que en este juego de la vida también hay tahúres tramposos. 
Accede a tu cuenta o regístrate ahora para publicar tu comentario.
diagnostico
¿Eres nuevo?

Toma el test de evaluación y comienza tu carrera de poker, disfruta!

¿Ya eres miembro? Inicia Sesión aquí
javascriptNotEnabled
Aprende Desde lo básico hasta estrategia avanzada
Practica Mejora tus habilidades con nuestros profesores
¡Gana! Conviértete en un jugador ganador