javascriptNotEnabled

Inicio \ Comunidad \ Blogs \

CAMINO A LA PERDICIÓN

/Feb./2011

Camino a la perdición

Por: MELMAVERICK2 @ 19:25 (EST) / 1529 / Comentario ( 7 )

   La entrada de hoy coincide en título con el blog, y a su vez con el título de una película. Esto es así (película aparte) porque pretendo explicar porqué este blog lo titulé en su día “Camino a la perdición”.

   La intención no fue nunca relacionar el blog con la película. La película como tal está bastante bien, pero no tanto como para hacerle un homenaje. Buena factura (6 nominaciones en los Oscars y Oscar a la mejor fotografía en 2003), buena dirección (Sam Mendes), buen reparto (Tom Hanks, Paul Newman, Jude Law, Daniel Craig), y buena música (Thomas Newman), pero si fuera por eso hubiera elegido el título de otra.  Por otra parte nada relaciona directamente a la película con el póquer. Creo recordar que no aparece ni un solo naipe en toda la película. La única referencia a un juego es a los dados, y aun así también es irrelevante. El título coincide, sí, pero no con el original en inglés, sino con el título en español, que es una traducción inexacta; aunque intencionadamente para darle más sentido a lo que el título en ingles (Road to Perdition) quiere significar. “Camino a Perdition” hubiera sido una traducción más exacta; respetando el nombre de Perdition en inglés, puesto que en la película hace referencia al nombre de una localidad. Pero está claro que resulta menos impactante y se entiende menos lo que pretende sugerir para un público hispanohablante.

   Fue dándole vueltas al cerebro buscando un título que representara de alguna manera lo que puede llegar a ser el póquer lo que me hizo elegir esta frase. ¿Qué la frase rondaba en mi cabeza gracias a la película? Seguro que sí. Pero fue elegida por lo que puede llegar a sugerir en el póquer, al igual que la eligieron por lo que puede llegar a sugerir de la película. Pero en un caso y en otro la frase es válida para sugerir cosas diferentes. Además hay muchas formas de perderse; hasta felices y maravillosas formas de “perderse”.

   Aprende a contar y te condenarás a contar el resto de tu vida. (René Descartes).

   Este señor, que pese a su apellido no fue el inventor del póquer con descartes, sino un eminente filósofo, matemático y físico francés, pronunció entre otras muchas la sentencia que habéis leído. Extrapolándola al póquer (con su permiso) sería tal que así: Aprende a jugar al póquer y te condenarás a jugar el resto de tu vida.

   Tanto en uno u otro caso creo que resulta totalmente cierto. El primero es evidente: necesidad perentoria del ser humano de contabilizar todo; sobre todo desde la invención de la propiedad privada. ¿Cuántas cabras tengo en el corral? Se preguntaban. Aprendían a contarlas y quedaban condenados. En el segundo porque: creo que la inmensa mayoría de los que acaban conociendo un poco el juego (no me refiero a conocer simplemente las reglas) nunca dejarán de jugarlo, o al menos siempre tendrán el deseo de volverlo a jugar después de la última partida, enganchados a la divina perdición del camino del póquer.

   Para otros esa perdición no será tan divina, sino más acorde con el significado real de la palabra perdición. Y estos serán los más. O sea, los más numerosos. Lo que quiere decir que para la mayoría el camino del póquer es un camino de perdición en el sentido real y malo de la palabra, un camino con un costo real traducido en tiempo y dinero. El gusto por el juego puede determinar si el costo merece la pena. O incluso a la inversa. Es decir: si el costo no es muy grande para nosotros nos puede resultar divertido incluso si somos perdedores. Si eres un perdedor no te apures demasiado por eso, la mayoría de los jugadores lo son, pero ten en cuenta entonces si el costo te merece la pena, o si el placer te merece el costo.  

   De todas las formas que hay de determinar los tipos de jugador de póquer (por su juego, por su estilo, por su nivel, etc.) la más básica, pero en realidad la más importante es: por su éxito. Así los dos tipos que existen de jugador por su éxito son: ganadores y perdedores. Indagando en bases de datos de jugadores online nos hacemos una idea de cómo es el panorama; aproximadamente el 80% de los jugadores son perdedores. Esta cifra se recorta hasta un 50% si tenemos en cuenta sólo a jugadores habituales, pero aun así es muy significativa, pues quiere decir que 1 de cada 2 jugadores que juegan habitualmente al póquer pierde, además de otro 30% sobre el total de jugadores ocasionales que también pierde.

   Los datos reales no son tan redondos, pero se puede estimar que entre un 20 y un 30% de los jugadores obtienen un beneficio económico. Pero eso no quiere decir que sea un pingüe beneficio en todos los casos, pues la mayoría son pequeños ganadores de 1 o menos de 1BB por cada 100 manos. Si además tenemos en cuenta que la mayoría juega niveles muy bajos (y micro-límites) podemos hacernos a la idea de que muchos de ellos apenas ganan unos pocos cientos de dólares por año, o incluso menos. Por lo tanto, el camino del póquer es un camino de perdición (en el peor de los sentidos) para la inmensa mayoría de los que tenemos el valor, la osadía o la estupidez de meter dinero en el centro de un tapete, ya sea real o virtual; y un camino de bendita perdición para quienes merecidamente saben ganar en esto, aunque sea poco. Bueno o malo, es un camino de perdición para todos los jugadores de póquer.

   Sin embargo no lo es para todos los que ganan con el póquer. No es un camino expuesto a la emoción del juego, al riesgo de perder a golpe de naipe, o a ganar por suerte o a largo plazo por un buen juego. Son los que ganan siempre en la partida, y ni siquiera están sentados a la mesa. Para estos es un simple negocio. Unos porque son dueños de la mesa, otros porque se creen dueños de todo. Sobre los primeros nada que objetar; hasta debemos de estar agradecidos por su existencia. Son necesarios para que tú y yo podamos jugar a esto. Se puede discutir si lo que ganan por ello es mucho o poco, suficiente o insuficiente, justo o injusto, pero ellos nos necesitan a nosotros y nosotros a ellos.

   Sobre los segundos mejor no digo nada ahora, porque merecen capítulo aparte y porque sé que no os gustan las entradas largas, y esta ya lo es. Lo haré probablemente en una próxima entrada si soy capaz de encontrar suficientes sinónimos menos mal sonantes que los calificativos reales que estas gentes se merecen; no sea que por decir las cosas tan claramente sea tristemente baneado por ello.
  
   Si has llegado leyendo hasta aquí lo más probable es porque tú también estás en el Camino a la perdición. Quizá comenzando, o quizá ya lleves un largo trecho. Tanto en uno u otro caso disfrútalo siempre. Lo más importante es que te diviertas aun cuando tenga un coste para ti. Nunca empujes al centro de la mesa lo que no estés dispuesto a perder y verás que no es tan difícil.

   Suerte. 

Accede a tu cuenta o regístrate ahora para publicar tu comentario.
diagnostico
¿Eres nuevo?

Toma el test de evaluación y comienza tu carrera de poker, disfruta!

¿Ya eres miembro? Inicia Sesión aquí
javascriptNotEnabled
Aprende Desde lo básico hasta estrategia avanzada
Practica Mejora tus habilidades con nuestros profesores
¡Gana! Conviértete en un jugador ganador
/Promociones Destacadas/
Foro de Evaluación de Manos Foro de Evaluación de Manos Nuestros coach revisan tus manos y te ofrecen consejos sobre como has jugado. Ver detalles