javascriptNotEnabled

Inicio \ Comunidad \ Blogs \

Luca Garzeli: El pez que se escapó del banco (de peces,se entiende..)

¿No les ha pasado alguna vez que acaban de disputar un torneo y se sienten satisfechos? No sólo porque consiguen la victoria, sino porque han jugado bien. Porque han demostrado tener poker (aunque los rivales fueran los que eran..) y porque acaban de ganar 215$ invirtiendo sólamente 10.

He de reconocer que me he gastado cierta cantidad (quizá 20-30$) disputando satélites hacia el Sunday Million. Turbo, con recompra, era una confabulación de all-ins a cada cual más esperpéntico. Como comenté en mi última entrada, descubrí un shootout bastante majo, pero hacen falta 216 participantes para comenzarlo. Y esta mañana, trasteando, vi un torneo que nada más mirar su estructura me inscribí de cabeza. Se comenzaba con 1500 fichas, sí, pero las ciegas eran de 15 minutos. Mirando más a largo plazo, pensando en una posible mesa final, eso debía de dar gusto disputarse. Así que pagué los 3.30$ de la entrada y me inscribí.

Como el_rage dice en sus vídeos (ayer justamente repasé la teoría de MTT's que dio, un vídeo sólo hablado donde charla sobre satélites y main event's) jugué muy roca desde late, esperando la mejor ocasión. Esta llegó a los 30 minutos de torneo, ciegas 25/50 y me llega   en botón. Subo los standar y me viene una resubida desde BB. AK no lo pensaba tirar, y menos en un torneo con rebuy. Me envido y me paga  . Iban a ser mis primeros 3.000 puntos pero salió la   y sin más tréboles. Primera recompra realizada.

Había sido sólo mala suerte. Sigo jugando con calma y ante una subida de un jugador con buen stack me resto con   para que me vea con any2. Él muestra   al hacer el call y no sale nada "extraño", por lo que aumento de puntos hasta casi doblarme. Un poco más tarde un jugador hace una extraña subida a 6bb. Podía hacerle call, podía resubirle, pero me toca la moral la gente que abre raro, así que le envido. Él acepta el reto y vamos   vs  . Yo siempre por delante, es lo que importa a la larga. Sale un rey por allí, pero sin más. 6000 fichas y ciegas 50/100. Podía jugar todo lo tranquilo que quisiese. Y ahora la estructura empezaba a tomar forma.

Hubieron reyes, dieces... había mucho tiempo para todo. Incuso para el add-on que me dejaba en 8000 fichas (+2000 por 3$)Pero la mano que me catapultó y me permitió ser todo lo nit que a mi me gusta fue una apertura del rival y una resubida mía con  . El rival sólo hace call. El flop muestra   y él se da check. Meto 1/2 bote y me resube all-in. Y a pensar. ¿Llevaba AJ? ¿Lleva draw de color? ¿Una parejita? ¿Qué mano no mete 4ª y sólo hace call para hacer c/r en ese flop? Pues una de dos, o una mano que busca color, o el mismo AJ. ¿Otra vez AJ vencería a AK? Era una decisión difícil, me quedaban 35 ciegas por detrás pero tenía odds de 2a 1. E hice call. El rival tenía  . El salir de las cartas hasta el river fue un suplicio. Los diamantes paseaban por mi mente pero en el turn sólo salía un 4 de tréboles. Y en el river un 9 del mismo palo. Era una realidad, tenía 16.500 fichas y eral íder del torneo. El rival, que me cubría y se quedó con 4.000, acabó llegando a mesa final.

Breve resumen de las manos de la primera parte del torneo.



** Como aclaración decir que la mano que pierdo de entrada contra AJ está puesta al final, a modo de tomas falsas xDDD pero es la primera de todas en orden cronológico.

Fase media del torneo

A todo esto, sólo fuimos 25 los "valientes" que lo intentamos. Por ese motivo sólo había un ticket, para el ganador del satélite. Del 2º al 5º recibirían 12$ (más o menos lo que se deben haber gastado en recargas) y el 6º 4$, para que se compre algo bonito. 

Quedábamos 18, nos repartimos en dos mesas de 9 y de nuevo a la carga. El juego fue sobre ruedas. Pasé 65 manos sin perder ningún open raise ni ningún call. Todas las manos a las que entraba, todas las ganaba. Algo de suerte en ligar, y buena selección de manos y posiciones sobre todo. Ya se encargaban ellos de ir matándose mutuamente mientras yo mantenía mis stack.

Cómo no, me llegaron Ases y Reyes. Los Reyes los amorticé bien enfrentándome a un par de QQ y doblando mis casi 20.000 puntos en 39.000. Era el chipleader del torneo, pero aún no me lo creía del todo que pudiera conseguir el ticket. Hubo un duelo muy interesante, casi heróico entre los dos españoles que estábamos en la mesa. Franzusk y yo. Él jugaba muy loose, abriendo muchas manos. Si se tenía que tirar se tiraba, pero tenía el rango más ámplio que el mío, y cuando me entraban cartas buenas eso era una ventaja. Para ilustrar esto revisen en el vídeo de la fase media la mano de 67s contra su push. En esa mano... atribuyo a que hubiera salido mal al jugador de mi izquierda, PippiDad. Era muy débil, todo hay que decirlo, y me fastidió más de una jugada por meterse en medio sin tener nada que hacer.

La mano que pudo cambiar el torneo es la que concluye el vídeo de la fase media. Como en otras manos, intentando que llegue al SD sin correr muchos riesgos,  cometo el error de coger dobles en el flop y dejarle ver el turn gratis mostrando debilidad. Esto le da al compañero español un proyecto que no desaprovecha para cambiar las tornas, destronarme de mi liderato y ponerse él a aporrear la mesa. 

En ese momento, tras un flip perdido con el amigo Daddy, desciendo de 56.000 puntos a 20.000, y ya me veía fuera. Pero me vuelvo agresivo y 3beteo all ain con conectores para volver a recuperar bastantes puntos. Hasta que llega el momento que nuestro amigo español se despide del torneo cuando no puede bajarse de su 99 ante el A6 del ruso de mi izquierda. En ese momento se rompe la burbuja (mini-burbuja) ya que aunque los 5 íbamos a cobrar 12 $, el español era el que atizaba la mesa, y ahora que no estaba era todo mucho más fácil para mí.



Fase final: Heads up

Y finalmente les traigo el agónico heads-up con el jugador lituano. Durante todo el torneo le había considerado el más fuerte, y aguantó hasta el final por ser el más conservador y tight. Me jugó el heads-up más extraño que vi en mi vida. Sólo limpeaba, casi no subía manos. Pero le tenía puestas notas, y esa fue la clave de mi victoria. Limpeaba AK y JJ para atrapar cuando éramos solo 3 en la mesa. También vi que cuando le mandabas varios all ins seguidos intentaba buscar la mano para hacerte call, pese a lo tight que era. Y esa fue otra clave para ganarle. 

Aquí les dejo TODO el heads up.



Cabe destacar las manos 9, 14 (me salvo en el river), 15 (split pot que se me queda en la cabeza durante todo el torneo), 22 y 29 (donde él se doble y toma la delantera), 41, 46, 66, 90, 108, luego las manos 122, 123, 126, 127 forman parte de una estrategia para que me acepte los ases de la 129. Si me hubieral llegado otra cosa, pues también, necesitaba que se moviera un poco. Finalmente la 156 y la 159 acaban con él. Esto para quien no lo quiera ver entero. Pero no tiene desperdicio. No jugué para nada como yo jugaría un HU, sino que me amoldé completamente a él. ¿Él era pasivo? Pues yo lo era aún más. Y de tanto en cuando lo sorprendía con algún all-in o alguna resubida. Siempre teniendo cuidado de que le tenía noteado que jugaba a limp y a atrapar. 

Bueno señores, pues esa es mi historia. Celebré como nunca la victoria y es que hasta ahora es mi éxito más importante y de mayor prize. De hecho, en una página especializada en recoger los premios en torneos de los jugadores ya me figura como mi mayor logro. 



Un placer compartirlo con ustedes, un fuerte abrazo.
Accede a tu cuenta o regístrate ahora para publicar tu comentario.
diagnostico
¿Eres nuevo?

Toma el test de evaluación y comienza tu carrera de poker, disfruta!

¿Ya eres miembro? Inicia Sesión aquí
javascriptNotEnabled
Aprende Desde lo básico hasta estrategia avanzada
Practica Mejora tus habilidades con nuestros profesores
¡Gana! Conviértete en un jugador ganador