javascriptNotEnabled

Inicio / Cursos / FLHE /

Juego Postflop

FLHE avanzado: Adaptaciones

En el área de formación para conceptos avanzados ya hablamos entre otras cosas de estrategias como los faroles, el slow play y las diferentes variantes de apuestas. En este artículo veremos la aplicabilidad de cada uno de estos conceptos en el Hold'em con Límite. Su utilización depende generalmente mucho de la situación, por lo que se requiere cierta experiencia para saber cuando aplicarlos de forma correcta. Si lo hacemos en el momento equivocado y el adversario tiene tal vez una mano diferente a la que esperábamos, es fácil que consigamos lo contrario de lo que buscábamos.
Con esto por delante, vamos a ver las adaptaciones que podrían ser necesarias para el FLTH:

Semi-faroles

(Véase también el artículo: el semi-farol)

Si tenemos un proyecto como una OESD o un proyecto de color, podemos decidirnos a jugarlos de forma agresiva. Esto nos da la posibilidad de ganar la mano incluso antes de que se reparta la siguiente carta. Alternativamente cabe suponer que ganaremos la mano cuando se concrete nuestro proyecto.

Los semi-faroles se pueden usar frecuentemente cuando estamos disputando un bote en un heads-up, pues en esta situación se trata de obligar a un adversario único a abandonar su mano. Y la probabilidad de victoria se incrementa por supuesto de forma adicional cuando creemos que nuestro adversario tiene solamente una mano floja.

Aparte del hecho que podemos ganar botes sin necesidad de ir al showdown, el semi-farol tiene otra ventaja: nos hace menos transparentes ante nuestros adversarios. Si sólo subimos cuando tenemos manos fuertes, nuestros adversarios más atentos podrán reconocer este patrón muy rápidamente y adaptarse a nuestro juego. Esto es algo que queremos evitar y a ello nos ayudan jugadas como el semi-farol.

Por lo general, los semi-faroles se deberían utilizar con menos frecuencia contra aquellos jugadores que van al showdown con (demasiada) frecuencia que contra jugadores selectivos que se retiran (muy) a menudo.

Según cual sea nuestra posición hay diferentes posibilidades de hacer semi-faroles (en el flop y en el turn). En posición podemos:

  • apostar al flop o subir y luego apostar al turn después de que el adversario haya pasado ante nosotros.
  • Igualar una apuesta de flop y luego subir en el turn.

Fuera de posición tenemos las siguientes posibilidades:

  • apostar al flop o volver a subir y luego apostar al turn.
  • igualar una apuesta en el flop y hacer check raise en el turn.
  • igualar una apuesta en el flop y apostar en el turn.

Estas posibilidades deberían ir variando, pues es ventajoso jugar líneas de apuesta en las que haya mucha acción en el flop con proyectos fuertes (es decir, con muchos outs como lo sería un proyecto de color con cartas superiores). En tales situaciones, incluso, puede suceder que ni siquiera juguemos un auténtico semi-farol, pues a veces seremos favoritos contra la mano del adversario. De este modo, aun cuando el estilo de la apuesta sea el mismo, formalmente se tratará de una apuesta por valor.

Por supuesto, también podemos hacer semi-bluf en el flop. Un ejemplo al respecto sería el free card play comentado en el artículo sobre proyectos (véase también: FLHE avanzado: proyectos). Dado que los adversarios, por lo general, sólo igualan una apuesta pequeña en el flop, la fold equity de una subida en el flop no debería sobrevalorarse. Por otra parte, un semi-farol nos cuesta en el flop una apuesta pequeña menos que en el turn y, por lo tanto, será menos efectivo como para mostrar una ganancia.

  • Ejemplo:
    Imaginemos la siguiente situación en el flop: un adversario en posición intermedia iguala, la ciega pequeña iguala y nosotros pasamos con una mano como en la ciega grande. El flop trae   y hacemos una mano con una pareja y un proyecto de color
    backdoor. Aquí es absolutamente posible que tengamos la mejor mano. Ninguno de los adversarios ha subido antes del flop, por lo que es poco probable que uno de los dos tenga un as. El bote es pequeño y por ello existe la posibilidad de que los adversarios retiren manos que son mejores en caso de que apostemos , en este caso o hasta . Si nos igualan, es muy posible que estemos derrotados por el momento, pero tenemos hasta 5 outs.
  • Otro ejemplo:
    Intentamos robar las ciegas desde el botón con , pero las ciegas igualan. Llega el flop con y la ciega pequeña apuesta. La ciega grande se retira y nos decidimos por igualar (teniendo en cuenta que aquí también se pueden encontrar argumentos para volver a subir o retirarse en el flop).
    El
    turn es y ahora tenemos, además de nuestra pareja de dieces, el mejor proyecto de color posible. La ciega pequeña apuesta y estamos seguros de que tiene una mano que supera nuestra pareja de dieces.

Un poco de matemáticas...

... respecto al ejemplo anterior. Hasta el momento hay cinco apuestas grandes en el bote (6 x apuestas pequeñas antes del flop (debido a las subidas) + 2 x apuestas pequeñas en el flop + una apuesta grande en el turn = 10 apuestas pequeñas = 5 apuestas grandes), y podemos igualar provechosamente con nuestras nueve outs claras y las cinco outs adicionales para la pareja. Si contamos con once outs y seguimos suponiendo que nuestro adversario pasará o igualará en el river con una mano posiblemente de categoría media, tenemos que:

  • EV(igualar) = 0,23 x (6 + 1) - 0,77 x 1 = 0,84 apuestas grandes

0,23 (= 23%) es la probabilidad de que ligemos una de nuestras outs ((11 outs x 2) + 1), pues suponemos que ganamos el bote que hay hasta el momento (al que tenemos que añadir nuestra igualada después) más otra apuesta grande del adversario (odds implícitas). En las otras ocasiones (resultado contrario 1 – 0,23 = 0,77 = 77%) perderemos una apuesta grande (la igualada en el turn).

Si igualamos en el turn y luego apostamos en el river, en caso de que logremos concretar nuestro proyecto, ganaremos en promedio 0,84 apuestas grandes. En algunas ocasiones nuestro adversario también jugará a bet-call o bet-fold en caso de que acertemos. Esto se basa en nuestra mejor posición. En contraposición, de vez en cuando retiraremos la mejor mano con nuestra pareja de dieces ante una apuesta en el river en caso de que nuestro proyecto no llegue y nuestro cálculo sea erróneo, pues el adversario puede superar nuestra pareja. Si suponemos que en promedio irá una apuesta nuestra y una del adversario al bote, entonces deberíamos ir a lo seguro.

Si queremos calcular cuál es el valor esperado de una subida, tendremos que hacer en primer lugar algunas suposiciones:

  • Si la ciega pequeña iguala nuestra subida en el turn, es su mano lo suficientemente fuerte como para igualar una apuesta en el river.
  • Si no encontramos ninguno de nuestras outs, perderemos.
  • Pero si los encontramos, ganaremos otra apuesta en el river.

Con ello se desprende el siguiente cálculo:

  • EV(subida) = 0,23 x (8 + 1) - 0,77 x 2 = 0,53 apuestas grandes

Aquí, por lo tanto, tenemos ocho apuestas grandes en el turn (4 apuestas grandes antes del turn + 1 apuesta en el turn del adversario + 2 apuestas grandes nuestras (subida) + 1 apuesta grande – igualada del adversario). Si obtuviéramos nuestro proyecto, nuestras odds implícitas equivaldrían de nuevo a una apuesta grande (check/call del adversario). Nuestro riesgo es, sin embargo, algo mayor: dos apuestas grandes debido a nuestra subida.

No obstante, en el cálculo suponemos que la ciega pequeña siempre iguala. Si este fuera el caso, nuestro valor esperado baja mediante un semi-farol en 0,31 apuestas grandes. Esto es comprensible, pues la parte que corresponde al farol del semi-farol total no tendría valor y no tendría ninguna influencia (positiva) en el EV. Nuestra subida, por lo tanto, sólo puede ser mejor que una simple igualada en el turn si el adversario abandona la mano que nos podría superar de vez en cuando, en caso de que no llegue nuestro proyecto.

¿Cómo podemos calcular la frecuencia con que nuestro adversario debe retirar manos mejores (que una pareja de dieces) para que el semi-farol sea tan provechoso como una igualada? Para esto tomamos el EV (igualada) y lo colocamos en igualdad con el EV (semi-farol), que se desprende del EV (igualada), completado por un componente de la retirada. En caso de una retirada ganaríamos cinco apuestas grandes (bote después del flop + apuesta en el turn del adversario) y esto con la frecuencia con la que la ciega pequeña abandone.

De ello se desprende:

  • EV(semi-farol) = EV(subida) + X x 5 = 0,53 + X x 5

Cuando EV(igualada) < EV(semi-farol), entonces un semi-farol es provechoso.

  • EV(igualada) < EV(semi-farol)
    0,84 < 0,53 + X x 5
    0,31 < X x 5
    0,31/5 < X
    0,062 < X

Esto implica que nuestro adversario sólo debe retirase ante nuestra subida del turn con una frecuencia superior al 6,2% de todas las ocasiones para que ésta sea más provechosa que una simple igualada en el turn.

Pero también es posible que el adversario tenga una mano muy fuerte y vuelva a subir nuestra subida en el turn. En este caso haremos nuestro proyecto más caro innecesariamente, pues en el turn pagamos tres apuestas grandes en lugar de una, y al mismo tiempo no tenemos ninguna fold equity, pues el adversario nunca abandonaría una mano así.

Por lo tanto, los semi-faroles deben utilizarse principalmente cuando vemos una oportunidad de que el adversario retire una mano que sea mejor y creamos que la mano del adversario no es tan fuerte. Los adversarios que van con frecuencia hasta el showdown no son objetivos adecuados, al igual que los jugadores muy agresivos que nos vuelven a subir en el turn con una gran variedad de manos.

Faroles

(Véase también el artículo: el farol)

A diferencia del semi-farol, en el farolno tenemos outs que nos puedan traer la mejor mano en caso de que nos igualen. Por lo tanto, aquí únicamente se trata de hacer que el o los adversarios retiren su mejor mano. Puesto que no tenemos ningún out cuando nos igualan, los adversarios deben retirarse con más frecuencia (en comparación con el semi-farol) para que esta jugada sea rentable.

A pesar de todo es aún posible ganar el bote entero mediante un farol realizado con una o dos apuestas. Cuando hay cuatro apuestas grandes en el bote e invertimos una apuesta en un farol, basta con que el adversario retire una mano que sea mejor en el 20% de los casos.

Dado que nuestros adversarios lo saben normalmente también, en Hold'em con Límite no suele haber retiradas cuando hay botes grandes o medianos, pues el adversario del ejemplo anterior debe igualar una apuesta grande para un bote con cinco apuestas grandes, por lo que le basta con tener la mejor mano en el 16,6% de las ocasiones.

El juego lento

(Véase también el artículo: el Slow Play)

En partidas de limit agresivas no suele ser necesario disfrazar las manos fuertes con un slow play. Tal como ya se ha dicho en el artículo sobre manos hechas, puede ser ventajoso esperar con la subida hasta el turn, pues allí el tamaño de las apuestas se duplica en comparación con el flop. No obstante, las manos fuertes deben jugarse con fuerza desde el principionormalmente.

En el juego antes del flop debe desecharse completamente el juego lento.

Check-raise

(Véase también el artículo: El check-raise)

El check raise es una forma de juego estándar para todo jugador de limit, que se puede utilizar en muchas situaciones: para aumentar el valor con manos fuertes y como semi-faroles cuando se tiene proyectos.

Si defendemos nuestras ciegas contra una subida realizada como un intento de robo, estaremos fuera de posición en todas las rondas después del flop. Por este motivo nuestra primera acción después del flop tras haber tenido un flop provechoso será por lo general un check raise. Si un jugador en posición nos vuelve a subir antes del flop y luego vemos un buen flop, aquí también podemos usar casi siempre un check raise.

En ambas situaciones existe una gran posibilidad de que la mayoría de los adversarios realicen una apuesta de continuación, sin importar que les guste o no el flop.

En las mesas en las que son posibles muchos proyectos, se debería comparar el valor que se puede alcanzar con un check raise exitoso con el valor perdido debido a las posibles cartas gratuitas.

Apuesta por valor

(Véase también el artículo: la value bet o apuesta por valor)

Las apuestas por valor son por lo general un componente elemental de un buen juego de poker, especialmente en las partidas limit complicadas. Si suponemos que un buen jugador tiene una tasa de victoria de entre una y dos apuestas grandes por cada 100 manos, nos damos cuenta rápidamente de que cada apuesta ganada o perdida puede tener consecuencias inmediatas.

Subir para tener un showdown  gratuito

Un concepto que se puede incluir en el campo de las apuestas por valor es el de hacer una subida para llegar al showdown gratis.

Esta forma de jugar normalmente sólo se puede utilizar en posición y en heads-up. Cuando suponemos que el adversario tiene una mano de fortaleza intermedia o un proyecto, podemos subir en el turn con una mano igual de fuerte que la de él. Si el adversario iguala, pasamos en el river (siempre que nuestra mano no siga mejorando). Con ello, por una parte, encarecemos los proyectos (apuesta por valor) y, por la otra, podemos hacer que frecuentemente se retiren los proyectos más flojos. Al mismo tiempo damos a nuestro adversario la oportunidad de retirar una mano más fuerte.

  • Un ejemplo:
    Queremos robar desde el botón con , la ciega pequeña iguala. El flop nos trae una pareja media y nuestro adversario apuesta.  Si suponemos que aquí no sólo apostaría con una dama, sino también con proyectos de escalera y de color, podemos subir en un
    turn inofensivo, como por ejemplo una sota. Si el adversario iguala nuestra apuesta, podemos estar bastante seguros de que tiene una dama o uno de los proyectos mencionados. Si el river es otra carta sin valor, nos igualarán con mucha seguridad si es que nos superan (si el adversario tiene, por ejemplo, una dama) y deberíamos pasar en el river.

Por supuesto, siempre existe el peligro de que nuestro adversario vuelva a subir nuestra subida del turn. Dado que en la mayoría de los casos esto indica una mano fuerte, deberíamos retirarnospor norma general. Si nuestro adversario juega con tal agresividad que en estas situaciones vuelve a subir el proyecto como semi-farol, será mejor mantener una línea pasiva.

Apuesta de continuación

(Véase también: continuation bet)

Las apuestas de continuación (continuation bet) son un arma fuerte en Hold'em con límite y deben utilizarse regularmente. Si hemos subido antes del flop, por lo general veremos el flop sólo con uno o dos jugadores. Si estamos en posición y los adversarios han pasado ante nosotros, deberíamos apostar casi siempre.

Hay muchos motivos a favor de las apuesta de continuación:

  1. Quien sube antes del flop da señales de tener una mano fuerte. Con ello se suele ganar a menudo la iniciativa y los adversarios pasan en el flop ante el jugador que ha subido en el juego antes del flop.
  2. La mayoría de las manos con las que se sube correctamente antes del flop son de naturaleza especulativa. Cuando un jugador en mesas de diez sube con el 11% de sus manos, en la mayor parte de los casos no tiene una pareja, sino cartas altas no emparejadas como por ejemplo . La probabilidad de hacer una mano en el flop con una pareja o algo mejor con, por ejemplo, , es decir, otro as o un rey, llega solamente a 35%. Visto desde otro punto de vista, esto significa que en 65% de los casos sólo se tiene un as alto.
    Siguiente ejemplo:
    Un jugador sube antes del flop en under the gun (UTG) con y sólo es igualado por el botón. El flop trae . Si el jugador UTG pasa ahora, el botón apostará casi en el 100% de los casos y el jugador UTG tendrá que decidir si quiere seguir jugando un máximo de seis outs.
  3. El adversario normalmente (tampoco) ha ligado nada.
  4. La apuesta de continuación no debe funcionar a menudo para ser provechosa.
    Ejemplo:
    Subimos en el botón y sólo nos iguala la ciega grande. En el flop hay 4 ½ apuestas pequeñas (0,5 + 2 + 2) en el bote y arriesgamos una apuesta pequeña para ganar ese bote.
    La relación es, por lo tanto, 1:4,5. El adversario debe retirarse
    con esa relación para que la apuesta de continuación sea rentable. Para calcular esa relación hay que colocar uno en relación a todas las apuestas (incluidas las nuestras). El bote total es de cinco apuestas pequeñas y media. Nuestra apuesta representa allí 1/(bote antiguo + apuesta) = 1/(4,5 + 1) = 1/5,5 = 18 %. Así que mientras el adversario se retire en más del 18% de las ocasiones, tendremos beneficios inmediatos.
  5. No somos previsibles: quien sólo apuesta cuando ha logrado hacer una mano en el flop o ya tenía una pareja en la mano, se lo pone muy fácil a los adversarios.
  6. El adversario puede tener una mano mejor y, sin embargo, retirarse. Si subimos con y un adversario con nos iguala, estaremos en dificultades si el flop trae otro Rey. En un flop con el adversario tampoco ha ligado nada y habitualmente se retirará ante una apuesta de continuación. Lo mismo ocurre con parejas bajas, con las que el adversario no igualará por lo general, así como en caso de que aparezcan dos o tres cartas más altas en el flop.

Pese a esta enumeración, a veces se tiene que renunciar a una apuesta de continuación. Siempre en el caso de que  nuestra apuesta no arroje ningún valor esperado positivo y creamos que nuestro/s adversario/s no se retira/n con la frecuencia deseada. Este es el caso cuando el flop trae muchos proyectos y/o muchos jugadores han visto el flop. Por lo tanto, depende mucho de la situación concreta cuándo se deben aplicar o no los conceptos.

Las apuestas de bloqueo y de prueba no se aplican en el limit, pues aquí el tamaño de las apuestas es fijo.

FLHE avanzado: guías de acción

A simple vista Hold'em con límite parece sencillo. Cuando tenemos una buena mano preflop, subimos. Cuando tenem ...

Ir a la próxima lección
diagnostico
¿Eres nuevo?

Toma el test de evaluación y comienza tu carrera de poker, disfruta!

¿Ya eres miembro? Inicia Sesión aquí
javascriptNotEnabled
Aprende Desde lo básico hasta estrategia avanzada
Practica Mejora tus habilidades con nuestros profesores
¡Gana! Conviértete en un jugador ganador
/EMPIEZA A JUGAR YA/
Liga Skill Ahora podrás medir tu destreza en el poker contra otros jugadores del ...
Poker School Skill League
Más...